Designated survivor (sucesor designado) – cuidado, contiene spoiler

Un sucesor designado es una figura cualquiera del gabinete presidencial de EEUU que, en los momentos críticos o durante el Discurso del estado de la Unión, es apartado del resto de compañeros y llevado a una ubicación clasificada. El objetivo es el de asegurar la continuidad del gobierno en caso de que se produzca un evento catastrófico, como sucede en la serie.

El sucesor es, como no podía ser de otra forma, Tom Kirkman (Kiefer Sutherland). Su carisma como actor es suficiente como para sostener el peso de la serie y las actuaciones no tan afortunadas de sus compañeros de reparto. Tengo que admitir que, respecto a él, no soy del todo objetivo debido a que me encantaba el Jack Bauer de la serie 24.

A PARTIR DE AQUÍ SPOILER (avisados estáis)

A pesar de lo dicho, hay bastantes cosas que “me chirrían” en la serie.  La primera y, durante al menos diez episodios, es la casi incomprensible ingenuidad e indecisión de Kirkman. Más que un presidente, es el estereotipo del padre de familia responsable y correcto que no acaba de asumir el nuevo rol profesional que le ha sido asignado y le pide estar muy por encima de esa supuesta corrección y del papel del buen samaritano.

El guión debe ser extraño porque, si bien se encarga de mantenernos entretenidos con sorpresas constantes, hay personajes que no acaban de estar bien definidos o cuyo rol está poco elaborado. Eso, además de restar credibilidad al conjunto, hace que sea difícil que el espectador se identifique con ellos. ¿Soy el único que piensa que al hijo de Kirkman se le daría mejor ser dependiente de Hollister (c)?. El cambio de roles entre Hannah Wells, agente sénior del FBI y su responsable, Jason Atwood, es algo que en la realidad también sería poco creíble pero el colmo está en el episodio 15, donde se obtiene la identidad de una asesina a partir de la huella dactilar en una copa que no se extrae de dicha copa sinó de ¡¡¡ una foto impresa de la misma !!!

Eso no es todo. Provocar un evento tan destructivo como el que motiva la serie requeriría una logística tan impresionante que sería materialmente imposible para los “malvados” evitar la existencia de algún posible testigo ocasional ajeno a la conspiración, pero bueno, al fin y al cabo, si nos tragamos películas de ciencia ficción ¿por qué no todo esto?

Y es que tengo que reconocer que, a pesar de todo, me gusta. Supongo que la mezcla entre thriller político y acción me va. Con suerte el tiempo hará que la serie madure para bien, como el buen vino.

 

Anuncios

Acerca de beltrixx

Ingeniero técnico en informática de gestión, aficionado a temas varios como la tecnología en general, la retroinformática, la aviación y alguna que otra frikada más. Espero que el contenido de mis blogs te guste o te ayude ;)
Esta entrada fue publicada en Actualidad, opinión, Series TV y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s