Sobre las mal denominadas políticas de igualdad y la violencia de género

Hace ya tiempo que quería escribir sobre estos temas porque últimamente no sólo están en boca de todo el mundo sinó que parece haber un extraño interés en catapultarlos a las portadas, aunque sea de forma totalmente artificiosa.

A los medios -y a mucha gente- se les llena la boca cuando hablan de políticas de igualdad pero si uno presta atención desde un punto de vista crítico, se dará cuenta que la supuesta “igualdad” en realidad no es tal y es que hablar de igualdad, hoy en día, es tan políticamente correcto que ningún partido se atreve a criticar las políticas que se llevan a cabo, no sea que pierda votos o su autor sea despreciado o ridiculizado en público.

Violencia de género

Como no podría ser de otra forma, condeno enérgicamente la violencia de género y estoy a favor de que se castigue con toda la fuerza de la ley, pero no por eso tengo que ser ciego a las injusticias provocadas por estas políticas. Tal y como se concibe hoy día el concepto de violencia de género, se entiende única y exclusivamente como la violencia ejercida por un hombre contra una mujer.

Esta concepción hace que la violencia de una mujer contra un hombre o de un hombre contra un hombre no se pueda llamar “de género”. ¿no sería mejor una ley que regulara la violencia dentro del ámbito de la pareja? ¿no sería esto un ejemplo de verdadera igualdad? una mujer maltratada tiene un teléfono al que llamar (016) pero un hombre que sea víctima de violencia dentro de la pareja -los hay, por extraño que parezca- no lo tiene.

Con todo, el hecho puntual de carecer de un teléfono al que llamar no me parece realmente importante. Lo que sí es importante y muy grave es que las leyes contra la violencia de género anulan la presunción de inocencia (un hombre que sea acusado de maltrato por una mujer entrará directamente al calabozo de una comisaría sin mediar palabra) mientras que las falsas denuncias por violencia de género apenas tienen castigo. Es decir, una mujer puede acusar falsamente a un hombre de violencia de género y con ello ensuciar sus penales (eso le privaría, por ejemplo, del acceso al funcionariado) pero en el peor de los casos, podría mandarlo a la cárcel. Si el hombre es culpable, que la ley le castigue con toda su fuerza. Correcto. ¿Y si la denuncia es falsa? ¿no pasa nada? ¿se puede ir arruinando la vida a las personas (casi) gratuitamente?

La violencia de género es un problema grave, de eso no cabe duda, pero referirse a él como “lacra”, como se hace comúnmente, tal vez sea excesivo teniendo en cuenta que estamos hablando de aproximadamente 60 mujeres al año. Me pregunto por qué no se habla de los suicidios en términos de lacra : representaron 3910 personas el año 2014, de los cuales 2938 fueron hombres.

Políticas de igualdad

Bajo este eufemismo se suelen englobar una serie de actuaciones que, se supone, tendrían por objeto conseguir la igualdad de oportunidades de las mujeres respecto a los hombres pero que en realidad buscan lo contrario, la supremacía de las mujeres, como se verá a continuación.

Discriminaciones salariales :

Según informan los medios, las mujeres cobran aproximadamente un 20% menos que los hombres. Esta información siempre se presenta así, tal cual, sin especificar nada más ni justificar las cifras. No digo que en algunos sectores poco regulados pueda ser así pero, en los sectores en los que he trabajado, las mujeres cobraban en función del trabajo realizado, no del sexo.

También hay profesiones en las que el sueldo no está fijado por el convenio y deriva de la capacidad de negociación del candidato en el momento de la incorporación. ¿Qué se supone que hay que hacer en estos casos? si el candidato es mujer, ¿se busca el mejor sueldo de sus compañeros (hombres) y se le iguala el sueldo?

Paridad y cupos :

Yo creo que, por regla general, no se produce tal discriminación y creo que, de ser ciertas estas afirmaciones, no se explicaría la existencia de mujeres en el paro puesto que para los empresarios sería un chollo contratarlas (cobran un 20% menos).

También tenemos el tema de la presencia de las mujeres en X. Siendo X : las cúpulas directivas, las carreras cientifico-técnicas etc. A mí no me parece mal que se busque la paridad si se hace recíprocamente pero no me sirven ni convencen las iniciativas al respecto porque creo que discriminan al hombre respecto de la mujer. Veamos unos ejemplos : (1) Es conocido que las mujeres no abundan en profesiones cientifico-técnicas. ¿por qué? pues simplemente porque, por norma general, no les interesan ya que nada ni nadie les impide acceder a esas profesiones. Pese a su falta de interés, alguien decide que es conveniente crear asociaciones (dirigidas por y en las que trabajan mujeres exclusivamente) para incentivar la incorporación de la mujer a estas profesiones. Si lo que se busca es la paridad, ¿no habría que crear asociaciones para fomentar el acceso del hombre a Magisterio y Enfermería, profesiones copadas casi en exclusiva por mujeres?

(2) Justo ayer, la Generalitat Valenciana anunciaba que, en caso de empate en oposiciones, se primaría el acceso de la mujer a áreas masculinizadas (con más presencia masculina). No dice nada, no obstante, de las áreas en las que la mayoría son mujeres. Curioso, ¿no?Ahí no se primará la incorporación masculina ni se buscará la paridad, como tampoco preocupa en la Xunta de Galicia, donde el 70% de los trabajadores son mujeres. Por lo visto, cuando las mujeres están en desventaja numérica piden paridad y cuando ocupan la mayoría de puestos, se olvidan de ella. Curiosa forma de reivindicar la igualdad.

Entiendo que deben promoverse políticas de igualdad y debe acabarse con la violencia de género, hasta aquí no hay objecciones. El problema que veo en la implantación de todas estas políticas es que se ha superado el feminismo y se está institucionalizando algo mucho peor, el feminazismo, como algo absolutamente normal y aceptado. Que nadie se lleve a engaño, esto acabará ocasionando problemas a medio plazo. Los hombres que serán acusados falsamente o perjudicados de forma injusta por despecho o mala fe, también tienen madres y hermanas que, imagino, acabarán viendo las cosas desde una perspectiva alternativa, no sólo desde la perspectiva única que quieren imponer.

Anuncios

Acerca de beltrixx

Ingeniero técnico en informática de gestión, aficionado a temas varios como la tecnología en general, la retroinformática, la aviación y alguna que otra frikada más. Espero que el contenido de mis blogs te guste o te ayude ;)
Esta entrada fue publicada en Actualidad, opinión, política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s