Divagaciones sobre la crisis griega

Aunque no soy un experto en macroeconomía, hace tiempo que tenía ganas de plasmar mis impresiones sobre el tema, así que ahí van.

Vivimos en una sociedad carente, cada vez más, de empatía. Con esto no sólo me refiero a la cotidianidad de noticias en que alguien desfallece en plena calle y el resto de transeúntes pasan junto a él como si tal cosa, el mal trasciende ya la escala local y se ha enquistado a nivel general; parece que hemos perdido la capacidad de ponernos en la piel del otro y encontrar una solución justa y razonable a los problemas, el caso griego es un ejemplo de ello.

No creo que haya que ser un experto en economía para ver que un Grexit -como llaman a la posible salida de Grecia de la UE- causaría gran daño al resto de economías europeas, especialmente a los países del sur : se dispararía la prima de riesgo y en consecuencia aumentarían los tipos de interés a los que devolver los préstamos que los países miembros tienen contraídos con organismos como el BCE o el FMI.

Dicho esto, mi impresión particular es que la postura alemana no está siendo ni razonable ni empática. Si bien es cierto que jamás se debería gastar más de lo que se ingresa -y eso es aplicable tanto a nivel doméstico como a nivel macroeconómico- no es menos cierto que cuando alguien no puede pagar, hay que buscar una solución. A nivel doméstico eso sería una refinanciación, como se hace con quien no puede pagar su hipoteca, pero hay casos en los que hay que optar por el mal menor. Me explico : la señora Merkel ha olvidado convenientemente que en 1953 muchos países europeos -entre ellos Grecia- acordaron condonar un 62% de la deuda que Alemania tenía contraída con dichos países y es ahí dónde no sólo no hay empatía sinó falta de memoria histórica.

El gérmen del inicio de la Segunda Guerra Mundial fueron las duras condiciones impuestas a Alemania en concepto de reparaciones de guerra al finalizar la Primera Guerra Mundial (Tratado de Versalles) y, al finalizar la segunda, seguía habiendo una acumulación de deuda del estado germano contraída con el resto de países europeos. ¿Qué sucedió? en el acuerdo de Londres de 1953 se le condonó un 62% de la deuda y se refinanció el resto. Este hecho, unido a la disciplina laboral y organizativa de la sociedad germana hizo que Alemania, una vez más, se convirtiera en el motor de lo que luego sería la Unión Europea.

Y yo me pregunto : ¿no sería posible hacer lo mismo con Grecia? es evidente que una deuda del 150% del PIB es inasumible y que una salida de Grecia causaría pánico en ese ente informe y omnipresente denominado “los mercados”; un pánico que, de rebote, acabaría afectando al resto de países. Se supone que en el seno del BCE y del FMI, aparte de sus exdirigentes corruptos -Rato y Strauss-Khan- también habrá economistas decentes que deberían estar planteándose esta posibilidad -la condonación de parte de la deuda- bastante seriamente, no porque lo diga un don nadie como yo, sinó porque se me antoja lo justo.

Al final, no nos engañemos, estas crisis no las pagan los que toman las decisiones (el anterior gobierno griego y las agencias de rating “compradas” tienen gran parte de la culpa de la situación actual) sinó los ciudadanos de a pie. Nos vienen con eufemismos como el de “ser más competitivos” (traducido a lenguaje coloquial quiere decir que uno tiene que trabajar más por menos) y que nos olvidemos de la jubilación y vayamos contratando planes privados… bueno, eso será siempre que se hayan agotado todas las alternativas razonables, cosa que no se ha hecho y ahora hablaré de España que nos pilla más cerca : ¿es lógico que tengamos más aeropuertos internacionales que Alemania? NO. ¿Es lógico que tengamos más Km de lineas de alta velocidad que Alemania? NO. ¿Es lógico que haya tanto político cobrando tantísimo dinero en el país a todas las escalas (local, autonómica y estatal)? rotundamente NO.

Grecia, igual que España, va a tener que hacer sus deberes pero estoy harto de que los platos rotos los tenga que pagar la gente. Hay que recordar lo que significa la palabra democracia, “gobierno del pueblo”. Creo que todos deberíamos ser más conscientes del poder que tienen nuestros votos : sirven para echar al que lo está haciendo mal para poner a otros con la esperanza de que hagan mejor las cosas. No se puede gobernar de espaldas al pueblo y los partidos de la órbita neoliberal llevan demasiado tiempo haciéndolo; como en muchos aspectos de la vida, hay un punto medio, un equilibrio entre el mantenimiento del status quo a nivel de “los mercados” y unas políticas sociales que no se olviden de las personas. No soy adivino y tampoco tengo una hoja de ruta pero creo firmemente que con unos pocos políticos honrados y ganas de hacer bien las cosas el problema griego y el español tienen solución.

Anuncios

Acerca de beltrixx

Ingeniero técnico en informática de gestión, aficionado a temas varios como la tecnología en general, la retroinformática, la aviación y alguna que otra frikada más. Espero que el contenido de mis blogs te guste o te ayude ;)
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, La Crisis, Mis cosas, opinión, política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s