Las quejas del profesorado y los recortes

Últimamente los profesores están que trinan. Se acaba la sexta hora, ven mermados sus efectivos debido a la crisis, tienen que impartir más horas de clase y alegan estar al límite del colapso. Yo me pregunto ¿son lícitas estas quejas?

Pese a lo impopular que resultará para algunos mi planteamiento y aunque me parece bien que se proteste por los derechos perdidos, considero que se trata de un colectivo privilegiado, no sólo entre el propio funcionariado sinó aún más cuando se les compara con los trabajadores de la empresa privada.

Hace tiempo que dejó de ser cierto aquello de que se trataba de un trabajo al que había que dedicar muchas horas de sacrificio por un sueldo mísero ya que, si bien es cierto que los docentes españoles trabajan más horas que la media de la OCDE, no es menos cierto que también lo hacen en menos días lectivos (de ahí que aumente la media) puesto que tienen aproximadamente unos 76 días de vacaciones al año. Obviamente todos ellos alegan que durante esos días se realiza la programación de las unidades didácticas del año que viene y demás, pero todos sabemos que realmente los temarios no suelen variar demasiado de un año para otro, no en vano todos hemos sido alumnos alguna vez.

Llegados a este punto, cualquier profesor me espetaría rápidamente para exculparse “Pues si lo ves tan claro, hazte tú también profesor”. Mi respuesta sería que NO porque :

  1. Hay que tener bastante paciencia y yo, por desgracia, no la tengo; aunque muchas otras profesiones, no sólo la de profesor sinó cualquiera que implique trato con el público, requieren de esa “dosis extra” de paciencia.
  2. Hace falta tener vocación real (de la que carecen muchos de ellos) para dedicarse a ese trabajo.

Por último está el tema del salario, del que obviamente no se quejan porque es francamente bueno. Es cierto que los profesores son muy importantes para un país, pero no lo son menos los ingenieros. Cualquier ingeniero técnico que salga de la carrera ganará, -con suerte- 1.200 Euros (yo soy Ingeniero Técnico Informático y soy mileurista) mientras que otros diplomados tendrán que conformarse con mucho menos. ¿es eso justo? yo creo que no.

Por todo lo mencionado y dado el contexto actual de crisis que azota el país, pienso que el hecho de que un colectivo de funcionarios tenga que montar en cólera por hacer 3 horas más de clase a la semana (por ley existe un máximo de 21 horas lectivas/semana, o sea 4 horas de clase al día como máximo) y ver su sueldo recortado un 5% no es justificable. En la empresa privada, los que tienen suerte trabajan el doble porque los compañeros que se van (o los que son despedidos) no son reemplazados, mientras que los más desafortunados pierden su trabajo de la noche al día.

Anuncios

Acerca de beltrixx

Ingeniero técnico en informática de gestión, aficionado a temas varios como la tecnología en general, la retroinformática, la aviación y alguna que otra frikada más. Espero que el contenido de mis blogs te guste o te ayude ;)
Esta entrada fue publicada en Actualidad, La Crisis, opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las quejas del profesorado y los recortes

  1. Vale. Pero no es únicamente el colectivo de profesores en el que hay que fijarse. Hay muchos otros que cobran mucho más y hacen mucho menos. Estoy de acuerdo con ciertos recortes, siempre que vayamos por orden.
    Una reflexión sobre la vocación: ¿qué pasa si no hay suficientes vocaciones? Aparte, yo creo que en esto de la enseñanza lo que importa es la efectividad. Lo que queremos es que los niños aprendan. Necesitamos profesores que les hagan aprender, no profesores que estén cómodos dando clase. Si un tío sin vocación es más efectivo por preparación o cualidades que otro con vocación, prefiero al primero. Por ejemplo, prefiero un profesor de inglés nativo sin vocación que uno que la tenga y no pase del “yesverigüel”. Esto pasa por evaluar sobre el terreno las capacidades como enseñantes de toda esta gente cada cierto tiempo. Lo cual no se hace hoy día por que “son funcionarios”. En eso sí que estaría completamente de acuerdo.

  2. beltrixx dijo:

    Estoy de acuerdo en casi todo. Antes que recortar en educación hay que recortar en altos cargos, coches oficiales, obligar a los europarlamentarios a viajar en clase turista, reducir los privilegios de los ex-algos (expresidentes, exconsellers, exgobernadores del Banco de España…) que siguen teniendo despachos y escoltas mientras ganan sueldos superiores a 100.000 Euros en empresas privadas como Telefónica o Endesa… en fin, la lista sería larguísima.

    Respecto a lo de la vocación, pienso que es tan necesaria como la evaluación de la formación de los docentes. No sirve de nada tener profesores capaces que no tengan ganas de dar clase y cuya única motivación sea el dinero y las vacaciones que tienen porque perjudican el futuro de muchas personas.

    Sí estoy de acuerdo en auditar a los funcionarios. Esto pasaría, inevitablemente, por igualar algunos aspectos con los trabajadores de la empresa privada como por ejemplo, la potestad de ser despedidos si cometen faltas graves o dejadez en sus funciones. Las condiciones de muchos funcionarios son, se mire como se mire, privilegiadas. Creo que hay que tender a homogeneizar esos privilegios en comparación con los trabajadores de la empresa privada y eso no debería perjudicar la economía de ningún país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s